“Allí donde se queman los libros, se acaba por quemar a los hombres”. Heinrich Heine.

Anuncios