Imagen

“Era el tiempo del Gran Rey. ¡Oh, buen rey! El anciano rey sólo tenía una hija…”

Así empieza esta aventura de un rey, una princesa, un visionario y un pequeño problemilla que requiere de un héroe sin igual…  aunque también puede servir uno inexperto y despistado, si no hay más remedio. ¿Logrará algún príncipe salir airoso de este cuento? ¿Y tú? ¿Te atreves a navegar en estas páginas junto al príncipe que cruzó allende los mares?

Anuncios