Si sus patas son enorme y peludas. Si su panza provoca una suerte de techo sobre nosotros. Si debajo de las cejas tiene ojos amarillos…es posible que nos encontremos ante un monstruo, así que es mejor reconocerlo antes de que sea…demasiado tarde…
Anuncios